Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam 20-08-2019

118

Puede que la lengua pronuncie el Nombre del Señor, los oídos estén abiertos cuando la gloria del Señor es recitada, sus manos esparzan flores ante la imagen de Dios, pero ¿acaso la lengua conoce o disfruta su sabor?¿el oído anhela? ¿Está la mano añorando al Señor? El resultado de sus prácticas espirituales puede ser experimentado solo cuando el corazón es consciente del Supremo y cuando la mente se estremece al rememorar la Gloria de Dios. De otro modo es como la cuchara que se sumerge en lo agrio y lo dulce con el mismo entusiasmo e intensidad.¡ No se rehúsa a disfrutar de ningún sabor! Lean el Vedanta o textos sagrados sinceramente y practíquenlos, entonces se convertirán en parte de sus vidas cotidianas, conducta y carácter. Uno declara ser un devoto del Señor, un adepto del Altísimo, puede ser admitido solamente si sus pasiones y emociones son puras, nobles y el carácter virtuoso. Discurso del 23 de marzo de 1966