Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 03 de diciembre de 2019

118

El amor se despliega primero sobre el regazo de la madre. Los ojos del Amor los atan al rostro cariñoso de la madre. Luego se esparce hacia el padre, hermanos y hermanas, consanguíneos, amigos y compañeros de juego, región e idioma, mundo y su Creador. EL «yo» que vive dentro del cuerpo es como un león en la cueva. Él es el monarca de la selva; pero se limita solo a unos pies cuadrados de piso de piedra. Déjenlo salir, renunciando a las posesiones insignificantes. Siempre y cuando se identifiquen en la consciencia del cuerpo (soy el cuerpo), ¡son el león limpiando la cueva mohosa! No se sientan Dehosmi ( yo soy el cuerpo) ¡Rujan Brahmasmi! (yo soy Brahman)- Soy todo esto y más, soy todo esto que es, fue y será. Entonces la pequeñez, tiempo, espacio, ego- todo huirá del corazón! Serán Amor, Amor, Amor, y nada más. Esto es decir, serán Divinos, uno con el Uno. Sathya Sai Baba. Discurso del 29 de octubre de 1970.