Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 05 de enero de 2020

121

Hasta que la madre tiene fuerzas, alimenta a sus hijos. Los hijos deben alimentar a su madre de la misma manera. Dios nos ha dado el nacimiento humano para que nos nutramos y cuidemos los unos a los otros. ¿Para qué sirven las relaciones como hermanos y hermanas? No sólo por la división de la propiedad y la riqueza. Estas relaciones son para desarrollar el amor y compartirlo con los demás. Las relaciones reales son aquellas que comparten el amor entre sí. Algunas personas expresan un gran amor por los demás, pero no muestran el mismo amor hacia su madre y su padre en sus propios hogares. Ante todo, debemos amar a nuestros padres y luego a todos los demás. Recuerden que no debemos limitar nuestro amor solamente a nuestros amigos y parientes; debemos amar a todos. Sólo entonces Dios derramará su amor sobre nosotros. Cuando vemos a una persona herida en el camino, no debemos mostrar indiferencia hacia ella. Por muy urgente que sea el trabajo que estamos atendiendo, debemos poner nuestro granito de arena para aliviar su sufrimiento. Entonces Dios se manifestará ante nosotros y llenará nuestros corazones de amor. Discurso, 27 de enero de 2007.