Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 21 de octubre de 2023

181

Si hoy la gente se permite actividades insignificantes e impuras, significa que están desperdiciando sus obsequios divinos. Antes de emprender cualquier acción debemos pronunciar esta plegaria: «Que mis acciones sean sagradas. Que mis palabras sean de ayuda para los demás, y no les causen ningún dolor. Que todos mis pensamientos sean sagrados, piadosos y significativos». En la antigüedad, los gobernantes y el pueblo santificaban sus vidas con acciones piadosas. Dos cosas son vitales en la vida del hombre: Satya (la verdad) y Rita (la unidad de pensamiento, palabra y acción). Hoy, en la mayoría está ausente esta triple unidad. Una razón para esto es que las personas han permitido que su intelecto sea mancillado, como en el caso de una lámpara cuya chimenea de vidrio está cubierta del hollín de la llama por dentro y de polvo por fuera. La luz de la lámpara será brillante si se eliminan el hollín de adentro y el polvo de afuera. En el caso del Buddhi (el intelecto), el hollín proviene de Ahamkara (el ego) y el polvo de Mamakara (la posesividad). Ambos reducen el brillo del intelecto. Tienen que ser eliminados para que el Buddhi difunda plenamente su luz. Sathya Sai (Discurso, 5 de octubre de 1992)