Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 05 de septiembre de 2020

55

El maestro es como un tanque de almacenamiento de agua. Si hay agua limpia y buena en el tanque, obtendrán agua de buena calidad en los grifos. Los estudiantes son como los grifos y resultarán buenos solo si los maestros son buenos. Los maestros deben tener ideales elevados para que éstos se reflejen en sus estudiantes, que son los futuros ciudadanos y líderes. Los maestros deben primero practicar ellos mismos lo que desean enseñar a los estudiantes. Deben tener un sentimiento de sacrificio (tyâga) por el bien de la nación para que los estudiantes tengan un ideal similar. Antes de intentar corregir a los estudiantes, deben primero corregirse a sí mismos. Los valores humanos no son mercancías que se venden en el mercado. Deben reflejarse en el comportamiento y en la forma de vida de cada uno. No deben ser enseñados como materias académicas sino como la base sobre la cual debe construirse una vida correcta. El maestro debe realizar prácticas espirituales para asegurar el control de los sentidos y lograr armonía en el pensamiento, la palabra y la acción. Cuando logren esta armonía, se volverán maestros ideales. (Discurso del 20 de enero de 1985)