Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 09 de enero de 2020

114
Puede llegar el momento en que se cansen y se debiliten, entonces oren así: "Señor, las cosas han ido más allá de mi capacidad. Siento que el sobreesfuerzo es demasiado grande. Dame fuerzas, Señor". Inicialmente, Dios se mantiene a distancia, observando el esfuerzo de uno, como el profesor que se mantiene apartado cuando los estudiantes responden a un examen. Luego, cuando uno deja de apegarse a los placeres sensuales (bhoga) y se dedica a las buenas obras y al servicio desinteresado, Dios se acerca. Como el Dios Sol (Surya-narayana), Él espera fuera de la puerta cerrada. Al igual que el sirviente no anuncia su presencia o golpea la puerta sino que simplemente espera, conociendo las preferencias de su patrón, ¡también Dios espera! Cuando el patrón abre la puerta sólo un poco, el sol se precipita y rápidamente expulsa la oscuridad desde el interior. De la misma manera, cuando se pide la ayuda de Dios, inmediatamente se presenta con las manos extendidas para ayudar. Así que lo que necesitas es sólo el discernimiento (viveka) para orar y la sabiduría espiritual (jnana) para recordarle.- Prema Vahini, Cap. 11.