Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 09 de noviembre de 2020

24

Recordar constantemente por medio del Nombre, la gloria y majestad de Dios, quien es el Morador interno, ayuda a purificar el corazón. Esa es la vitamina B12 que promueve la salud espiritual. No hay necesidad de ninguna otra píldora. La vida es un peregrinaje en el que el hombre arrastra los pies a lo largo del camino escabroso y espinoso. Con el Nombre de Dios en los labios, no tendrá sed; con la Forma de Dios en el corazón, no sentirá agotamiento. La compañía de los santos lo inspirará a viajar con esperanza y fe. La certeza de que Dios está en todo y de que Él siempre está cerca, le dará fuerza a sus miembros y valor a su vista. Recuerden que con cada paso, se están acercando a Dios y que Dios también da diez pasos hacia ustedes. No hay paradas en este peregrinaje; es un viaje continuo, día y noche, a través de valles y desiertos, lágrimas y sonrisas, muertes y nacimientos, y a través de tumbas y úteros. (Discurso del 5 de marzo de 1968)