Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 18 de marzo de 2022

144

El meditador considera importante tomar consciencia de la bienaventuranza átmica, pero la promoción del bienestar del mundo es un objetivo igualmente importante. Para llevar a cabo ese objetivo debemos poner bajo control ciertas tendencias físicas, verbales y mentales. Se las conoce habitualmente como los diez pecados: los tres físicos, los cuatro verbales y los tres mentales. Las tendencias físicas son: daño a la vida, deseo adúltero y robo. Los pecados verbales son: falsas alarmas, habla cruel, conversación celosa y mentiras. Las actitudes mentales son: codicia, envidia y negación de Dios. La persona decidida a seguir el camino de la meditación debe tomar todos los recaudos posibles para que estos diez enemigos ni siquiera se le acerquen. Tienen que ser evitados por completo. La persona necesita tendencias que le ayuden a progresar, no aquellas que la retrasan. Debemos hablar y actuar solo para bien (subha), porque solo el bien es auspicioso (mangala), y solo lo auspicioso es Siva. Sathya Sai (Dhyana Vahini, Capítulo 4)