Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 1 de septiembre de 2023

105

El Señor le ha revelado a Arjuna y, por este medio, a toda la humanidad, que Él se complace con la devoción ofrecida por los aspirantes a la Gracia. Él declaró: «El hombre tan devoto Me es muy querido” (“Bhaktiman me priyo narah» -Gita 12, verso 19). El devoto ofrece oraciones, adoración y sus pensamientos, palabras y actos a Dios, a quien viste con una Forma y un Nombre, y atributos como el amor, la compasión, la sabiduría y el poder. La mayoría de los devotos le piden a Dios salud, riqueza, poder y fama, que son bienes triviales que otorgan placer momentáneo. La Gracia Divina puede conferir el don más preciado: Su Amor. El hombre puede afirmar con el orgullo de haberlo logrado, que él ama a Dios. Eso lo conduce solo a la mitad del camino; no gana mucho con ello. ¿Respondió Dios con: «él Me es muy querido » (“me priyo narah”)? Solo entonces el hombre puede afirmar que ha obtenido la Gracia. -Sathya Sai. Discurso, 2 de agosto de 1986.