Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 10 de febrero de 2022

82

Como resultado de meditar en el Atma más elevado (Paramatma), la mente se retira de los objetos percibidos por los sentidos y del mundo sensorial. En ese preciso momento, el intelecto (buddhi) debe afirmar su autoridad y ordenar a la mente que no se entretenga con ningún sentimiento, excepto los pensamientos sobre la Base Fundamental. Cuando se comprende esta verdad básica, la mente no puede ser engañada por aquello que es evanescente, irreal, y mundano. En cambio, da la bienvenida al florecimiento de la alegría, la felicidad y la verdad, y ya no puede ser afectada por el dolor ni la pena. La vida de la persona adquiere un nuevo esplendor cuando visualiza y percibe la bienaventuranza en la consciencia de la Suprema Realidad (Satchidananda), a través de la mente y el intelecto (manas y buddhi) que fueron purificados y transformados por la meditación. El sabor de una fruta es evidente cuando fue consumida en su totalidad, sin dejar ni un bocado. Así también, cuando se descubre el sabor de la meditación, la persona descarta toda duda y discusión posterior y se dedica a ella por completo. Sathya Sai Baba. (Dhyana Vahini, C1. Versión en inglés).