Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 11 de abril de 2020

112

Los celos son la primera mala cualidad que hace su entrada cuando “kshama” (la tolerancia) hace su salida. El Mahabharata ofrece una representación gráfica de cómo la vida, que de otra modo es suave, puede ser totalmente destrozada por los celos. La isla dorada de Lanka era como los mismos cielos, pero los celos de Ravana la redujeron a ruinas. “Kshama” les brindará una protección completa, su ausencia los hundirá en la aflicción y el desastre. La impaciencia engendra el egoísmo y promueve los celos que, conjuntamente, estimulan luchas internas y tendencias divisorias de varios tipos. Los problemas que experimentamos a menudo se deben, en gran medida, a la ausencia de esta noble cualidad de “kshama”. La impaciencia ha arruinado incluso a grandes aspirantes espirituales. Del mismo modo, reyes han sido reducidos a mendigos. La ausencia de “kshama” puede convertir a “yoguis” en “rogis” (personas enfermas). Sin “kshama” la humanidad se degrada y comienza a declinar, ¡cultivar esta cualidad le ayudará a progresar a pasos agigantados! (Discurso del 25 de mayo de 2000)