Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 12 de diciembre de 2020

210

El cuerpo es el carruaje, buddhi (la inteligencia) es el conductor, los deseos son los caminos por los que es llevado con la cuerda de los apegos de los sentidos, moksha (la liberación) es la meta, y Moola-Virat-Swarupa (la Divinidad esencial es el Amo dentro del carruaje. El auto que llevas debe ser tratado como tal. En lugar de eso, la gente da vueltas en redondo sin control, en círculos monótonos, tironeados por los deseos o empujados por las necesidades. No se supera ningún hito, no se atraviesa ningún puente ni se registra ningún progreso. Se ignora hasta el proceso mismo del viaje. Pueden decir que el progreso es sólo posible por medio de Mi gracia; sin embargo, aunque Mi Corazón es tierno como la manteca, solo se derrite cuando hay algo de calor en la plegaria. A menos que hagan algo de esfuerzo disciplinado, o practiquen algún sadhana, la gracia no puede descender sobre ustedes. El anhelo y la agonía de no lograr la meta derrite Mi Corazón. Eso es el Avedana (la angustia) que gana la gracia. (Discurso del 13 de enero de 1969)