Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 12 de marzo de 2020

110

La devoción no consiste en vestir una tela naranja, organizar festivales, realizar sacrificios rituales, rasurarse la cabeza, acarrear una vasija de agua o un barrote, tener el cabello enmarañado, etc. El Señor no te juzgará en ningún momento en base a la religión o casta a la que pertenezcas, ni a los preceptos que tradicionalmente sigas. Las verdaderas características de la auténtica devoción son: 1) Tener una mente pura (antah-karana) 2) La ininterrumpida contemplación en Dios, cualquiera sea tu profesión en la vida cotidiana 3) El sentimiento de que todo es creación de Dios, y por lo tanto, todo es uno 4) La aceptación de todas las personas con el mismo amor 5) El desapego a los objetos de los sentidos, y 6) La práctica de hablar con la verdad. Quienquiera que seas, cualquiera sea tu condición, si no das cabida al desánimo, si no tienes ningún temor, y si recuerdas al Señor con fe inconmovible y sin motivos ulteriores, con seguridad todos tus sufrimientos y penas se desvanecerán. (Prema Vahini, Capítulo 61)