Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 13 de diciembre de 2022

94

Los ejercicios espirituales tales como la oración, el canto de himnos de adoración, y la meditación son alentados por la devoción hacia los poderes supremos. Quienes no son conscientes de las profundidades y alturas a las que estos pueden conducir no deben permitirse entrar en controversia acerca de su eficacia. Estas profundidades y alturas pueden ser obtenidas y juzgadas solo a través de la práctica. La prueba se encuentra en la experiencia personal. Mucho más valiosa que la erudición obtenida de un millón de libros, es un grano de sabiduría ganado por medio de una sesión de meditación. Este destello de sabiduría (jnana), a pesar de ser ínfimo, es una preciosa adquisición. Es el producto del ejercicio espiritual personal (sadhana) y la experiencia auténtica e indiscutible. A medida que la persona cultive y desarrolle este grano de sabiduría, la controversia y la crítica cesarán. Hasta que la verdad se revele, todas las discusiones serán solo con el yo inferior. La confianza en uno mismo es esencial para entrar en esta senda de la práctica espiritual. Sathya Sai. (Leela Kaivalya Vahini, C. 1).