Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 14 de febrero de 2024

84

El amor egocéntrico o Svartha-Prema es como una lámpara dentro de una habitación. La lámpara ilumina solo el cuarto. Este amor egocéntrico está confinado a ciertas personas y no se expande hacia los demás. Samanjasa-Prema es como la luz de la luna. La luz de la luna es visible tanto fuera como dentro, aunque es tenue, no muy brillante. Este tipo de amor se extiende a un grupo más amplio, pero no es muy intenso. El tercero es Parartha-Prema. Es como la luz del sol, que ilumina con refulgencia tanto el interior como el exterior. Sin embargo, no es continuo, así como el sol no es visible por la noche. Tampoco es una ausencia permanente, porque el sol vuelve a salir. Del mismo modo, este amor desinteresado puede parecer ausente a veces, pero vuelve a aparecer. El cuarto es Yathartha-Prema o Atma-Prema. Este amor está siempre presente, dentro y fuera, en todas partes, en todo momento y bajo cualquier circunstancia. Este es el amor divino. Es imperecedero. Es eterno. Es inmanente en todos. Cuando una persona manifiesta este amor, alcanza la paz que sobrepasa todo entendimiento. Sathya Sai. (Discurso del 27 de julio de 1996).