Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 28 de noviembre de 2023

90

Los prodigios y maravillas que Yo manifiesto son denominadas de tal manera que no connotan su propósito o efecto. Son llamadas chamathkara o milagros, los que llevan hacia el samskara, que es la purificación, que como consecuencia derivan en paropakara, que es el ayudar a los demás, y el resultado final es sakshathkara o la visión divina. Chamathkara es toda acción que atrae por su inexplicabilidad. Este aspecto de atracción es inherente al Avatar. Ya, el nombre «Rama» significa: “El que complace o causa gozo”. Krishna significa: “El que ejerce atracción hacia Sí”. Este atributo de la atracción es una característica de la Divinidad. ¿Por qué la Divinidad los atrae? ¿Es para engañarlos o confundirlos? No. Es para transformar, reconstruir y reformar, este es un proceso llamado samskara. ¿Cuál es el propósito de la reconstrucción? Hacer que la persona sea útil a la sociedad, para eliminar su ego, y afirmarla en la unidad de todos los seres en Dios. Quien ha pasado por el proceso del samskara se vuelve un sirviente humilde de aquellos que necesitan ayuda. Esta es la etapa de paropakara. Este tipo de servicio, llevado a cabo sin egoísmo, prepara a la persona a hacerse consciente del Uno que impregna a todos. La última etapa es sakshathkara. Sathya Sai (Discurso, 23 de noviembre de 1977).