Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 14 de septiembre de 2021

46

Nutrir las Escrituras promoverá la nutrición del bienestar del mundo. Para nutrir las escrituras, la persona debe hablar con la verdad (Satyam-vada); para nutrir el mundo, se debe hablar amablemente (pryam- vada). Si estas dos máximas se toman en cuenta y se practican, no hace falta otra disciplina. Solo bajo una atmósfera de paz pueden ponerse en práctica esas sagradas máximas. Para lograr esa paz son esenciales el esfuerzo y la armonía constantes, del mismo modo que lo son para nutrir las Escrituras y el mundo. Cuando se alcanza la paz, todo es ecuanimidad (sama-rasa). La ecuanimidad es la verdadera naturaleza de la paz. Todos deberían estar dotados de dicha paz y ecuanimidad, y deberían establecer una era de fe, libre de comportamientos, conductas, actitudes, hábitos y carácter que no se atengan a las Escrituras. La devoción es la fuente primordial de esta paz; si cada persona la planta en su corazón y la alimenta con cuidado y constante atención, se podrá recoger una cosecha de bondad y armonía. Sathya Sai Baba. (Prasanthi Vahini, Capítulo 10).