Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 15 de enero de 2023

193

De los cuatro Purusharthas, Dharma, Artha, Kama y Moksha, comúnmente se considera que el primero, el Dharma, significa hacer acciones como la caridad, los deberes del propio ashrama (etapa en la vida), peregrinaciones y otras buenas acciones. Pero estas son solo acciones externas. El verdadero Dharma de todo ser humano es hacer todo lo posible por tomar consciencia de la Divinidad. El proceso por el cual se puede alcanzar esta consumación constituye el Dharma. La observancia de los deberes relacionados con los diferentes ashramas (Brahmacharya, Grihastha, Vanaprastha y Sanyasa) es incidental a la etapa particular de la vida. Los deberes no constituyen el Dharma propiamente dicho. El Dharma debe conducir a tomar consciencia de Uno Mismo. Del mismo modo, Artha no significa, como se entiende comúnmente, la acumulación de propiedades y riquezas. Éstas pueden convertirse en anartha (calamidades) y no son duraderas. La adquisición de tales riquezas no puede considerarse como un Purushartha. La verdadera riqueza que el hombre debe adquirir es la sabiduría relacionada con la Divinidad. Sathya Sai (Discurso, 14 de enero de 1985).