Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 16 de marzo de 2022

94

Si hay un forúnculo en el cuerpo, ponemos algún ungüento sobre el mismo y lo cubrimos con un vendaje hasta que todo haya sanado. Si no aplican el ungüento y aplican el vendaje alrededor de este forúnculo, es probable que se infecte y luego cause un gran daño. Cada tanto tendremos que lavarlo con agua pura, aplicar de nuevo el ungüento y aplicar un nuevo vendaje. Del mismo modo, en nuestra vida, existe este forúnculo en particular, que ha aparecido en nuestro cuerpo bajo la forma de «yo», «yo», «yo». Si realmente quieren curar este forúnculo del «yo», tendrán que lavarlo todos los días con las aguas del amor, aplicarle el ungüento de la fe y envolverlo con el vendaje de la humildad. El vendaje de la humildad, el ungüento de la fe y las aguas del amor podrán curar la enfermedad que ha erupcionado con este forúnculo del «yo». Sathya Sai (Discurso, 17 de febrero de 1985)