Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 17 de agosto de 2020

69

Dios es la encarnación del Amor. El Amor es Su naturaleza. Su Amor satura todo el cosmos. Este Amor Divino está presente en todos. El Amor Puro (Prema) ha sido descrito como más allá del alcance de las palabras y de la mente. Se dice que es “Anirvachaneeyam”, indescriptible. El Amor Divino no puede obtenerse a través de la erudición, la riqueza o los poderes físicos. Dios, que es la encarnación del Amor, puede ser alcanzado solo a través del Amor, así como el sol refulgente puede ser visto solo mediante su propia luz. No hay nada más precioso en este mundo que el Amor Divino. Dios está más allá de todo atributo. Por ende, Su Amor también está más allá de los atributos: es Gunatita. Pero el amor humano, al estar gobernado por los Gunas (atributos), resulta en apego y aversión. El amor no debe basarse en expectativas de una recompensa o devolución como si fuera una transacción comercial. El amor no es un artículo de comercio, como un préstamo con un plan de pagos. El Amor puro, que es una ofrenda espontánea, solo puede emanar de un corazón puro. (Discurso del 14 de junio de 1995)