Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 20 de diciembre de 2022

231

La mente es influida por la pasión hacia los placeres materiales y por el engaño de la ignorancia, a raíz de lo cual persigue con una velocidad sorprendente los evanescentes objetos del mundo. Por eso, una y otra vez, debe ser conducida hacia ideales más elevados. Por supuesto, esto es difícil al principio, pero con un entrenamiento persistente la mente puede ser domada, entonces se mantendrá fija en el regocijo perpetuo del «Om». La mente puede ser entrenada siguiendo los métodos de la persuasión suave, la promesa de atractivos alicientes, la práctica de retirar los sentidos del mundo exterior, la resistencia al dolor y al trabajo, el cultivo de la sinceridad y la constancia, y la adquisición del equilibrio mental (sama, dama, uparati, titiksha, shraddha y sama-dana). La mente puede ser dirigida hacia Brahman y su constante contemplación, mediante el estudio de las Upanishads, la adopción de la oración regular, el compartir con otros el éxtasis del canto devocional y la adhesión a la verdad. -Sathya Sai. Jnana Vahini, cap. 6.