Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 20 de junio de 2021

166

Cuando Rama fue a la selva con Sita, cierto día le comentó: «¡Bhujata! En este mundo, no hay deidades dignas de mayor adoración que aquella de los propios padre y madre. Cuando uno tiene a su madre amorosa, quien se preocupa constantemente y propicia nuestro bienestar, si no la adoran como a la Divinidad;¿cómo puede alguien contemplar en un Ser que es sutil y está más allá de su experiencia cotidiana? La Divinidad trasciende toda comprensión humana. ¿Cómo se la puede reconocer? La gente que no comprende los corazones de sus padres, quienes están cerca suyo y cuyo amor experimentan cotidianamente, ¿cómo puede comprender al Absoluto Universal, el cual es declarado por los Upanishads, como más allá del alcance de las palabras y la mente? De ahí el mandato: ‘La madre y el padre deben ser adorados como Dios’. Fue mi deber principal cumplir con la voluntad de Mi padre». Sathya Sai Baba. (Discurso del 26 de abril de 1993).