Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 21 de enero de 2024

92

Si ustedes quieren comprender su propia naturaleza verdadera, tienen que hacer tres cosas: doblegar el cuerpo, enmendar los sentidos y acabar con la mente. El primer paso es «doblegar el cuerpo»: no deben permitir que en su cuerpo se desarrolle el ego. Cultiven la humildad y cumplan honestamente con sus tareas. «Enmendar los sentidos» llama a examinar cómo se comportan los sentidos, ver si tienden a desviarse, y corregirlos o limitarlos cuando sea necesario. «Acabar con la mente» llama a serenar los caprichos de la mente. ¿Cómo se hace esto? Volviendo la mente en una dirección diferente. Por ejemplo, tenemos una cerradura y su llave. Cuando la llave se gira hacia la izquierda, la cerradura queda trabada. Si la llave se gira hacia la derecha, la cerradura se abre. En el hombre, el corazón es la cerradura. La mente es la llave. Cuando la mente se gira hacia Dios, el corazón desarrolla desapego. Cuando la mente se gira hacia el mundo, el corazón desarrolla apego. Luego, tanto el desapego como el apego resultan del modo en que funcione la mente. Cuando la mente está dirigida hacia Prakriti (la naturaleza, o el mundo fenoménico), sobreviene el cautiverio. Cuando ustedes vuelven la mente hacia la Divinidad, experimentan bienaventuranza. «Acabar con la mente» significa volver la mente hacia Dios. Es suficiente con que dediquen a la Divinidad cada una de sus acciones. Entonces, todo se hace fácil y es una fuente de dicha. – Sathya Sai (Discurso, 6 de mayo de 1988)