Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 22 de octubre de 2022

55

Cuando en el altar comienza la adoración a Dios, lo primero que hacen ustedes es encender una lámpara, ¿verdad? Ninguna ceremonia auspiciosa se comienza sin la lámpara. Cuando brilla la lámpara del amor, Dios se manifiesta. Manténganla encendida, brillante y pura; Dios persiste. Hagan que los demás enciendan sus lámparas desde allí, y experimentarán a Dios derramando la gracia. Dios primero, el mundo después, y último yo mismo. Esa es la secuencia legítima del sadaka (aspirante espiritual). ¿Y quién no es un sadaka? Deben serlo, ahora o más adelante, de modo que puedan liberarse de este ciclo de nacimientos y muertes. Hoy, el hombre, en su insensibilidad hacia su propio bienestar, lo ha vuelto todo desenfrenado y caótico: primero yo, después el mundo y último Dios. Por esta razón, también han perdido a Dios. Aférrense a Dios, entonces estarán a salvo. Pueden aferrarse a él, sea a través de Jnana, Bhakti o Karma marga (los caminos del conocimiento, la adoración o el servicio). Sathya Sai (Discurso, 29 de octubre de 1970)