Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 25 de noviembre de 2022

23

La gente se vanagloria de haber estado viniendo a Puttaparthi durante 20, 15, o 10 años, como si tuviéramos un escalafón de superiores o principiantes. A decir verdad, solo se deben valorar los cambios beneficiosos en cuanto al carácter y la conducta del individuo, logrados por dicho contacto. ¿Cuánto han absorbido de las lecciones aprendidas aquí? ¿Cuánto éxito han tenido en detener las fugas, mientras los sentidos enfocados hacia afuera drenaban su discernimiento y secaban su fuente de alegría interior? Los ojos despliegan la visión en cientos de direcciones; los oídos llevan la mente hacia falsas melodías; las manos van tras cientos de actos insignificantes; todo esto degrada y demuele al hombre. El hombre, por ser divino, debe tener divinidad a su alrededor todo el tiempo para estar vivo. Como si fuera un pez, debe tener a su alrededor el agua de la alegría divina. Ahora, en cambio, busca mantenerse vivo con respiración artificial y sangre prestada. Sathya Sai. (Discurso del 23 de noviembre de 1965).