Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 26 de mayo de 2020

85

El beneficio que podemos obtener de cualquier cosa es directamente proporcional a la fe que depositamos en ella. De la adoración a los dioses, de las peregrinaciones, del canto de mantras o del recurrir a médicos, obtenemos beneficios solo de acuerdo a la medida de nuestra fe. Para el crecimiento de la fe y para fomentar la comprensión, un requisito esencial es la pureza del corazón, que es la base misma del pensamiento (el kshetra) y del nivel de conciencia (chittha). Sin esta pureza, el esfuerzo repentino de auto-indagación o investigación acerca del Atma autoexistente mientras uno se encuentra en medio de diversos enredos mundanos y materiales, será infructuoso ya que no se derivará de una voluntad centrada. La conciencia (chittha) primero debe ser retirada del mundo objetivo (prapancha) y vuelta hacia el Interior, hacia la conciencia del Atma. Las semillas pueden germinar rápidamente solo cuando se plantan en una tierra bien arada. De la misma manera, la semilla de la sabiduría Átmica puede brotar en el campo del corazón (hridaya-kshetra) solo cuando ha sido sometida al necesario proceso de refinación. (Vidya Vahini, capítulo 9)