Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 26 de octubre de 2023

161

No debemos entusiasmarnos por la victoria ni desanimarnos por la derrota; ambas deben ser bienvenidas como pruebas de nuestra fe en Dios. Esta es una tierra donde la fe en Dios es absorbida en el vientre materno por cada niño, desde hace muchos milenios. Por eso, nunca dará cabida a la desesperación ni a la tristeza. Confiará en el Señor interior y descubrirá inagotables refuerzos de valentía dentro de cada corazón. La victoria final es para aquellos que tienen fe en el invencible Atman, la Realidad. Tales hombres no tienen odio en el corazón; solo se entristecen cuando otros son codiciosos y envidiosos. Los hombres y mujeres nobles ruegan que también a sus oponentes se les otorgue sabiduría, humildad y amor: «Oh, Dios, otórgales sad-buddhi, el discernimiento y la capacidad de juzgar con serenidad». Desde los tiempos védicos, todos los hijos e hijas de la India han rezado así: Lokah Samastah Sukhino Bhavantu: «que todos los habitantes del mundo sean felices». Sathya Sai (Discurso, 26 de septiembre de 1965)