Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 26 de septiembre de 2021

37

Para disfrutar de la paz, la humanidad debe ser controlada por ideales de dharma; esto depende de la mutua tolerancia en la familia, la cual a su vez está basada en una conducta individual pura (sátvica) y orientada a complacer a todos. Esta conducta tiene un encanto propio. Eviten, en su comportamiento, sus acciones y sus palabras, todo rastro del deseo de causar dolor o agresión a los demás, o de causar pérdidas o penurias a otros. Encuentren así las mejores maneras de reformarse, practiquen este tipo de vida, desistan, por su propio bien, de lastimarse a sí mismos, y caminen siempre por el camino de la verdad. Para esto es esencial la grandeza de corazón. Las personas pueden adquirirla solo si tienen (1) un deseo innato (samskara) de ella, y (2) devoción en todos sus actos. Mediante la devoción al Señor logramos la humildad, el temor al pecado y la fe en las Escrituras. Gracias a estas cualidades, la mezquindad mental es eliminada, y las personas se hacen grandes de corazón. Sathya Sai (Prashanti Vahini, Capítulo 15)