Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 27 de agosto de 2023

213

La práctica es esencial, incluso para la búsqueda adecuada del placer sensorial, ya que es la búsqueda desenfrenada y sin disciplina de dicho placer, lo que promueve la ira, el odio, la envidia, la maldad y el engreimiento.
Para adiestrar los sentidos a lo largo de líneas beneficiosas y mantenerlos bajo control, son esenciales buenas disciplinas como la repetición del Nombre (japa), la meditación (dhyana), los ayunos (upavasa), la adoración al amanecer y al anochecer, etc. Pero por mucho que se elogie su valor y se recomiende su práctica, las personas no desarrollan agrado por ellas. Esto se debe a que el deseo por los placeres sensoriales se ha arraigado profundamente en el corazón humano. Cuando a alguien se le pide que realice actos espiritualmente beneficiosos, no siente ningún impulso interior para realizarlos. Aun así, en la desesperación, no deben darse por vencidos. Las disciplinas deben ser seguidas estrictamente hasta que brote el gusto por ellas. Este gusto es el resultado de la práctica. Nadie lo tiene desde el principio, pero ¡la práctica constante creará el entusiasmo! – Sathya Sai. Bhagavatha Vahini, cap. 1.