Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 28 de Marzo de 2020

99

Se dice que el servicio a la humanidad (manava-seva) es servicio a Dios (Madhava-seva). Es una declaración verdadera. Pero la mera repetición de una frase hecha es inútil, si el servicio se hace sin fe en la divinidad de las personas y con la mirada puesta en el renombre, la fama y los frutos de la acción. Cualquiera sea la acción emprendida, si tenemos como constante compañía la contemplación del Señor, y si tenemos fe en la esencial divinidad de las personas, la declaración está justificada. Sin pensar en Dios, ¿cómo se puede generar servicio a Dios? Toda esa charla es simple exhibición. No consentiré eso. En cambio, todo lo que se haga con el Señor en mente, siguiendo el camino de la verdad y de acuerdo a los aspectos del dharma, tiene que considerarse servicio desinteresado (seva) al Señor. De hecho, aquellos que están inmersos en la ininterrumpida contemplación del Señor no necesitan hacer ninguna otra tarea. El fruto mismo de su plegaria puede santificar el mundo. Sin embargo, no todos pueden dedicarse a esto, de modo que prepárate para esa etapa purificando la mente y disminuyendo los deseos. (Prema Vahini, Capítulo 71)