Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 29 de marzo de 2020

94

Darse cuenta de que el servicio a Dios y el servicio a la humanidad es uno y el mismo, depende de tu destino, tus acciones pasadas y tu disciplina espiritual. Hasta que comprendas esta unidad, haz meditación y repite el nombre, para que tu mente quede libre de las olas de pensamientos, y se llene con la divina forma. También realiza acciones para el bienestar de los demás. Dedica tu tiempo al servicio del mundo, sin tener en cuenta los resultados. Así, resultarás bendecido. De lo contrario, aunque el cuerpo esté inactivo, tu mente estará muy ocupada cometiendo actos por su cuenta. ¡Las personas con este tipo de mente caen presa del destino (karma) a pesar de no hacer nada! Cuando las personas tienen la mente fija en la contemplación de Dios y la búsqueda de la verdad, aunque su cuerpo y sentidos hagan actos de servicio para el mundo, no serán afectadas por los mismos; aunque realicen acciones (karma), no son las hacedoras de la acción. La lección del Bhagavad Gita se halla engastada aquí. (Prema Vahini, Capítulo 72)