Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 3 de mayo de 2023

330

Por más ricos que seamos, cualquiera sea la posición que tengamos, sin importar cuán inteligentes seamos, si somos arrogantes, ni siquiera nuestra esposa e hijos nos amarán. En el día en que la persona abandone su orgullo egoísta, todos comenzarán a amarla. Si ustedes desean ganarse el amor del mundo, líbrense del orgullo egoísta, el Ahamkara, «yo soy el hacedor». Solo una persona carente de ego merece el amor del mundo. En tanto estemos llenos de ira u odio, no podemos ser felices. La gente emprende todo tipo de Sadhana para librarse de la pena o la infelicidad. Sin embargo, cualquiera sea la austeridad, la recitación o el sacrificio que hagan, no pueden librarse de la infelicidad. La razón es que no han podido librarse de su odio. Ravana fue una persona valiente, muy talentosa y hábil. Pero, dado que estaba lleno de odio, era infeliz. Al albergar odio, hacemos penosa nuestra vida. «Un hombre iracundo fracasa en todas sus empresas». La ira acarrea todo tipo de mala fama. Perseguida por la infamia, la persona no puede tener felicidad. Sathya Sai. (Discurso, 23 de septiembre de 1997)