Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 5 de junio de 2023

259

A un hombre su hijo se dirige como padre. La nuera lo llama suegro, mientras que los nietos lo llaman abuelo. El individuo es el mismo pero varía la forma en que las diferentes personas se dirigen a él. De manera similar, los seguidores de diferentes religiones le otorgan diferentes nombres al mismo Dios; lo aclaman como Alá, Jesús, Rama, Krishna, Buda, etc. Aunque los nombres varían, Dios es uno y el mismo. Por lo tanto, realmente no hay lugar para disputas entre personas que pertenecen a diferentes religiones. Pueden dirigirse a Dios por el nombre de su elección, pero todos los llamados llegan al mismo destino. La meta es una y Dios también es uno. Por lo tanto, con respecto a Dios, no debe haber diferencias de opinión. De hecho, “Sarva jiva namaskaram Kesavam pratigacchati”. No importa a quién le ofrezcan saludos y salutaciones, todos van a Dios mismo. Puesto que el mismo Dios reside en todos, ¿dónde caben los argumentos basados en castas, credos, razas, etc.? -Sathya Sai. Discurso, 21 de mayo, 2000.