Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 8 de diciembre de 2023

122

El hombre pasa su vida en la Tierra dependiendo de los cinco mutuamente interrelacionados elementos: éter, aire, fuego, agua y tierra. Cada objeto en el mundo, ya sea un ave o una oveja o cualquier otra cosa, tiene un valor propio. Solo el hombre ha perdido su valor, debido a su dedicación a propósitos mundanos. El hombre no tiene gratitud hacia los cinco elementos que le confieren gratuitamente innumerables y preciosos beneficios, como la luz, el calor, el aire y el agua. El hombre tiene que pagar un precio por muchas comodidades, como la electricidad y el agua corriente, pero ¿qué precio paga por la luz del sol que ilumina el mundo? Esta luz es un obsequio de la Divinidad. ¿Qué precio pagan ustedes por una suave brisa o una copiosa lluvia? El único modo de demostrar nuestra gratitud a los cinco elementos es Smarana (cantar el nombre del Señor incesantemente). Expresamos agradecimiento por muchos servicios triviales en la vida, pero ¿qué agradecimiento ofrecemos a Dios, quien es el proveedor de los más preciosos beneficios en la vida? Sathya Sai (Discurso, 14 de septiembre de 1997)