Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 8 de marzo de 2024

96

El hombre debe buscar solo a Dios. Una vez que se asegure la gracia de Dios, obtendrá con facilidad todo lo demás. Para ello, el hombre debe librarse del apego, el miedo y el odio. Debe llevar a cabo todas sus acciones como una ofrenda a Dios, que es omnipresente. La vigilia y el ayuno que se observan en la noche de Shivaratri se han convertido en una farsa. En realidad, la vigilia y el ayuno consisten en concentrar los pensamientos en Dios durante toda la noche. La gracia de Dios es una consecuencia directa de las propias acciones. Cada quien debe examinar y ver con qué espíritu está realizando su adoración. La divinidad solo se puede percibir a través de Shraddha y Vishvasa (la constancia y la fe). La divinidad está dentro de cada uno. Una vez que el hombre reconozca este hecho, no dará cabida a malas cualidades. ¡Encarnaciones del amor divino! Conságrense a la realización de sus tareas. No desperdicien su tiempo, ni el de los demás, en charlas ociosas. Empezando por los deberes del individuo, el hombre debe apuntar a lograr la unidad con la Divinidad, como meta final. Shivaratri es una ocasión auspiciosa para concentrar la mente en Dios. Dediquen al menos esta única noche, exclusivamente a la contemplación de Dios, dejando de lado cualquier otro pensamiento y preocupación. Sathya Sai. (Discurso del 19 de febrero de 1993).