Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 9 de abril de 2023

296

Mucho más beneficioso que honrar a los grandes es la práctica de amarlos. La alabanza, la glorificación y el elogio los elevan a un pedestal inalcanzable. El amor une los corazones uno con el otro. La gratitud por la inspiración y la instrucción recibidas debe unir los corazones en el amor. El corazón de Jesús era puro y calmo. Por eso se lo honra como sagrado. Debemos hacer sagrados nuestros corazones para fundirnos en Jesús, o para que Jesús se funda en nosotros. Cuando nos fundimos nosotros, esto se llama Bhakti (devoción); que Jesús despierte en nosotros es el camino de Jnana (la sabiduría). Jesús era un mensajero de Dios, pero noten también esto: todos ustedes son mensajeros de Dios. Jesús no fue el único hijo de Dios; todos ustedes son sus hijos. Jesús y Su Padre son uno solo. Ustedes y Dios también son uno; es necesario que lo tengan en cuenta. Sathya Sai (Discurso, 25 de diciembre de 1982)