Mensaje de Prashanti Nilayam 07-05-2019

123

   ‘Deho devalaya’: “el cuerpo es el templo”, se dice. Ustedes van de un lugar a otro con un templo en el cual Dios se encuentra en el santuario más íntimo. El cuerpo no es una masa de carne y hueso; es un medio para recitar mantras (palabras sagradas o fórmulas) que salvan cuando se medita en ellos. Es un instrumento sagrado ganado luego de largas eras de lucha, equipado con razón y emoción, capaz de ser usado para la liberación de la pena y del mal. Hónrenlo como tal y manténganlo en buenas condiciones de modo que pueda servir para ese elevado propósito. Manténganlo aún más cuidadosamente que a estas casas de ladrillos y siempre preserven la convicción de que es un instrumento y nada más. Úsenlo solo para el propósito para el cual ha sido diseñado y les ha sido dado. Discurso del 3 de febrero de 1964.