Mensaje de Prashanti Nilayam 09-03-2019

123

Consideren un río que se funde en el océano. Las aguas del océano se elevan como vapor al ser calentadas por el sol y forman nubes, que descienden en forma de gotas de lluvia. Cada gota tiene dentro de sí el anhelo de regresar al océano del que ha sido exiliada. Pero, el sentimiento de individualidad vence al anhelo. Las gotas de lluvia se acumulan y fluyen como arroyos y riachuelos que se incrementan en forma de ríos tributarios, inundando las planicies. En el final, el río se funde en el océano y pierde su nombre, forma y atributos. A pesar de todas modificaciones sufridas en la travesía desde el océano hacia el océano, el agua permanece como agua en el vapor, la nube, la lluvia y el río. Los nombres , formas y cualidades cambian pero el corazón permanece intacto. El hombre también emerge del océano de la Divinidad y su destino es fundirse en él. Esta es la Verdad. Esta es la Realidad. Eso son ustedes. Sean firmes en esa fe. Bhagavan Sri Sathya Sai Baba. Divino Discurso del 2 de enero de 2019.