Mensaje de la Pizarra de Prasanthi Nilayam del día 26 de enero de 2019

148

Esta es la era de la ciencia y la tecnología. Su civilización y su cultura están sujetas al conocimiento del universo físico. Sin embargo, lo que los estudiantes tienen que aprender hoy es la cultura del alma, el ensanchamiento del espíritu y la purificación del corazón. Este conocimiento conduce al despliegue del espíritu y a la sublimación de la vida. Al mismo tiempo que el desarrollo del intelecto, debe promoverse el florecimiento del corazón. Solo se puede llamar completa aquella educación que fomenta la expansión del hrudaya (el corazón espiritual); debe servir para promover los valores éticos. Solo así será posible llevar una vida bien regulada y disciplinada. Las características de la auténtica educación son el altruismo, la humildad y la sencillez. El edificio de la buena educación descansa sobre cuatro pilares: el control de uno mismo, el mantenimiento de uno mismo, la confianza en uno mismo, y el sacrificio de uno mismo. (Divino discurso, 23 de junio de 1988)