Mensaje de la Pizarra de Prasanthi Nilayam del día 27 de enero de 2019

161

Dios pertenece a todos; no es coto privado de nadie. Hay un solo Dios, que se manifiesta de muchas maneras, para agradar a diferentes pueblos. El sadhana, por sí mismo, no es suficiente para comprender esta verdad; también son necesarios el espíritu de indagación y el discernimiento. Hoy, en procura de intereses mundanos y debido a consideraciones comerciales, lo que esencialmente es uno solo está siendo dividido y considerado como muchos. En este proceso, la verdadera Divinidad resulta perdida; la gente no logra distinguir lo verdadero de lo falso, incapaz de comprender la auténtica naturaleza de la Divinidad. Para solucionar esto, es esencial una fe firme. Sean constantes, auténticos y puros. No pueden ganar la gracia de Dios si vacilan a cada momento, y tampoco si su corazón está impuro. Dios juzga al devoto por la pureza del corazón, no por la elaborada adoración que se haya realizado. Si ustedes no hacen más que limpiar su corazón, ¡Dios entrará en él, y brillará! (Divino discurso, 11 de octubre de 1986)