Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 04 de noviembre 2020

22

La abeja revolotea alrededor del loto, se posa y bebe el néctar; mientras bebe la embriagadora dulzura, está silenciosa, inalterable, concentrada y descuidando todo lo demás. El hombre también se pone sí cuando está en presencia de Dios. El zumbido de la abeja cesa y se silencia cuando comienza a beber el néctar. EL hombre también canta, alaba, argumenta, afirma, solo hasta que descubre el rasa (la dulce esencia). Ese rasa es prema-rasa (la dulce esencia del amor). Donde hay amor, no puede haber temor, ansiedad, duda ni ashanti (ausencia de paz). Cuando están afligidos por ashanti seguramente el amor está restringido, ese amor tiene algo de ego mezclado. Los sentidos son nuestros enemigos mortales, ya que alejan la atención, de la fuente interna del gozo, hacia objetos fuera de ustedes. Cuando ustedes estén convencidos de que ellos están en el fondo de esta conspiración para desviarlos, seguramente dejarán de servirlos. (Discurso del 26 de febrero de 1968).