Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 11 de diciembre de 2023

111

Al expresar su gratitud hacia Dios cantando su nombre, ustedes deben cantar desde lo profundo de su corazón, no como una actuación musical. Ravana, por ejemplo, acostumbraba repetir constantemente las cinco sílabas del Shiva Manthra «Nama Shivaya», pero no abandonó ninguna de sus cualidades demoníacas, porque la recitación era efectuada mecánicamente. En cambio, Prahlada, aun siendo hijo de un Rakshasa, repetía continuamente el Narayana Manthra «Om namo Narayana», con todo su corazón y toda su alma. Esto sirvió para salvarlo de las terribles pruebas a las que lo sometió su padre, Hiranyakashipu. Resultó indemne de todas las pruebas, al hallarse con el nombre del Señor en los labios. Cada instrumento de tortura se convertía en la forma del Señor. Debe notarse que recitar el nombre del Señor de todo corazón es la auténtica Smarana (contemplación). El cántico del nombre no debe hacerse para ganar la aprobación de los demás, ni para lucirse. Es suficiente con que uno pueda complacer al Señor. En el proceso, uno resulta unido con la Divinidad. Sathya Sai (Discurso, 14 de septiembre de 1997)