Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 13 de septiembre de 2023

157

El camino de la devoción no puede ser definido y delimitado como siendo tal o cual cosa. Puesto que tiene muchas formas, caminos y tipos de experiencia, es imposible que alguien lo describa de forma precisa y completa. Cada devoto logra bienaventuranza únicamente a través de su experiencia individual. A través de la experiencia de otros devotos puede, en el mejor de los casos, obtener solamente aliento y guía. El alma limitada está inmersa en el amor ilimitado del Señor, ¿cómo pueden las palabras describir esa experiencia llamada por las Upanishads como el flujo ininterrumpido de dulzura? El hombre no puede expresar en lenguaje humano ese estado de devoción sin límites. Por los signos externos que pueden ser percibidos por los sentidos, pueden pensar que el devoto se encuentra en un elevado estado de bienaventuranza, pero ¿quién puede medir la profundidad de esa dicha? Esa dicha no tiene ninguna relación con los sentidos. Aunque las grandes almas pueden iluminar un poco el camino con sus ejemplos, la devoción tiene que ser el resultado de su propia experiencia. Con su ayuda, pueden comprender algo del camino, pero siempre recuerden que las palabras fallan cuando se acercan al Más Allá. – Sathya Sai. Prasanthi Vahini, cap. 9.