Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 17 de marzo de 2023

164

Si pensamos que el efecto del prarabdha karma (las consecuencias de las acciones pasadas) es ineludible, entonces ¿de qué sirve adorar a Dios? Aunque el prarabdha exista, la gracia de Dios ciertamente eliminará, en gran medida, los efectos negativos del mismo. He aquí un pequeño ejemplo. Hay un frasco de medicina. En él está escrito que la medicina que contiene puede ser utilizada hasta 1970. En 1972, ese mismo frasco está ahí como también la medicina que contiene. Pero la medicina no tendrá potencia por lo que no servirá para su propósito. Del mismo modo, en nuestro destino puede existir la medicina o sea el prarabdha; pero por la gracia de Dios, podemos debilitar y mitigar su efecto. Aunque exista, no puede perturbarnos. Podemos convertirnos en beneficiarios de la gracia de Dios; no necesitamos tener miedo del prarabdha ni del sanchita ni del agami (los diferentes tipos de karmas). Si Dios está complacido con nuestra adoración, ciertamente anulará los efectos negativos de éstos. Por lo tanto, lo más importante es intentar ganar la gracia de Dios, por medio de la cual podemos superar todos estos efectos negativos . – Sathya Sai. Lluvias de Verano, 1972, cap. 11.