Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 19 de enero de 2023

291

El nombre de Dios es como la refulgencia del sol naciente, que disipa la oscuridad de la delusión; es así de universal y así de sagrado. No desperdicien este nombre sagrado, ni siquiera por un segundo. Que no pase un segundo sin llevar este nombre a la mente. Recuerden cómo la dulzura de este nombre, al ser repetido por Prahlada, abrumó los corazones de los demonios que lo oyeron; los hijos de los demonios repitieron el nombre junto con Prahlada, y conducidos por él, comenzaron a cantar y bailar con alegría, armados de hachas para defender a su líder. El nombre del Señor, que puede transformar el carácter demoníaco y purificarlo para que se convierta en néctar, es realmente el paraíso de la paz para el mundo. Repetir sin pausa este nombre, amar intensamente esa forma, merece llamarse devoción. La devoción significa el amor más elevado y puro, dirigido hacia el Señor. Cualquier persona puede lograr esta devoción. La puerta del yoga de la devoción está abierta a todos. El único pasaporte que se requiere es el deseo de liberación. Este deseo otorga a cada uno el derecho a su herencia. Sathya Sai (Prasanthi Vahini, Capítulo 26)