Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 19 de febrero de 2020

65

El Señor protegerá de todas las maneras y en todo momento a quienes lo adoren en completa e inmaculada devoción (bhakti), como una madre protege a sus hijos, una vaca salva a su ternero del peligro, y los párpados cuidan a los ojos sin esfuerzo y automáticamente. Cuando el niño crece hasta ser adulto, la madre ya no presta tanta atención a su seguridad. Así también, el Señor no presta mucha atención al sabio (jnani). El devoto de la forma (saguna bhakta), como un niño del Señor, no tiene fuerza aparte de la fuerza del Señor. Para el alma realizada (el jnani) su propia fuerza es suficiente. Por lo tanto, hasta que podamos confiar en nuestras propias fuerzas, debemos ser niños en manos del Señor, como devotos de la forma, ¿no es verdad? Nadie puede llegar a ser devoto del Supremo sin forma (nirguna bhakta) sin haber sido devoto de la forma. (Prema Vahini, Capítulo 48)