Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 2 de abril de 2022

95

Las personas dan la bienvenida al año nuevo como si este fuera a conferirles algunos nuevos beneficios. Lo bueno o lo malo, las ganancias o las pérdidas, el renombre o la infamia experimentados por las personas no son el resultado del paso de los años. Son las consecuencias de sus propias acciones. Samvatsara (el año) es uno de los nombres de Dios porque a Dios se lo asocia con el tiempo. Él también es conocido como Kala-atmaka (Tiempo-espíritu). Por consiguiente, no debemos considerar al Señor, que es el espíritu del Tiempo, como aquel que probablemente nos cause el bien o el mal. Nuestras acciones, buenas o malas, dan frutos de acuerdo con su naturaleza. No es necesario esperar a que un nuevo año traiga noticias nuevas. Cada momento es nuevo. Muchos se preguntan qué dificultades y pérdidas traerá el año nuevo. El año no es el responsable de nuestros problemas y dificultades. Solo nuestra conducta es la responsable. Si nuestras acciones son buenas, los resultados serán buenos. -Sathya Sai. Discurso del 7 de abril de 1997.