Mensaje de la pizarra de Prashanti Nilayam del día 22 de marzo de 2020

11

Solo los árboles que crecen en suelo fértil pueden dar buenos frutos. Los que crecen en suelos salinos serán de mala calidad. Así también, solo en los corazones inmaculados pueden brillar con esplendor los sentimientos santos, el poder y los dones. Los contempladores de hoy en día (Brahma-nishtas) practican la misma meditación y el mismo Om (pranava) que sus homónimos en el pasado. La diferencia entre ellos surge de la declinación del autocontrol en lo que respecta al campo de la disciplina espiritual. Cuando el número de grandes almas (maha-purushas) dedicadas a la meditación constante en Dios en lugares solitarios disminuyó, muchos sufrimientos descendieron sobre el mundo. Aquellas que existen hoy en día, están dañando su propia contemplación en Dios al generar la acumulación de obstáculos para llevar a cabo sus prácticas espirituales, al esclavizarse buscando alabanzas y fama, al enredarse en el engaño de la ilusión y al esforzarse incansablemente por ganar gloria y expandir las instituciones que han fundado. (Prema Vahini, capítulo 67, edición en inglés)