Mensaje de la Pizarra de Prashanti Nilayam del día 4 de abril de 2022

81

Rama es la abeja que succiona la miel de la devoción del loto del corazón. La abeja afloja los pétalos de la flor sobre la cual se posa; pero Rama aumenta su belleza y fragancia. Él es como el sol, que atrae hacia sí el agua mediante sus rayos, y acumulándola como las nubes, la envía de vuelta como lluvia, para saciar la sed de la tierra. Rama, el potente sonido místico, nace en el ombligo, se eleva hasta la lengua y baila alegremente sobre la misma. La declaración védica Tat-twam-asi (Tú eres eso) está entronizada en «Rama», que consiste en tres sonidos: «Ra», «aa» y «ma». Entre ellos, «Ra» es el símbolo de Tat (Eso; Brahman, Dios), «Ma» es el símbolo de Twam (Tú; jivi, el individuo) y «aa» que conecta ambos es el símbolo de la identidad de los dos. La palabra Rama tiene también importancia numerológica: «Ra» vale dos, «aa» vale cero y «ma» vale cinco; luego, Rama suma siete, un número auspicioso. Tenemos siete notas musicales, siete sabios celestiales, y recitar continuamente el nombre de Rama durante siete días se considera especialmente fructífero. Sathya Sai (Discurso, 16 de mayo de 1968)