Mensaje de Prashanti Nilayam 05-05-2019

135

En este mundo, no hay amor más grande que el amor de una madre. Está imbuido de inmenso poder. Pero, hoy en día, este sagrado principio del amor maternal está siendo descuidado. Las madres son tratadas como sirvientas. Cuando los padres envejecen, deben ser cuidados con amor y cariño. En lugar de esto, son enviados a hogares de ancianos. El que maltrata a sus padres seguro sufrirá un destino similar por parte de sus hijos. Como es el sentimiento, así es el resultado (Yad bhavam tad bhavati). Cualesquiera sean las acciones que realicen, regresarán a ustedes como reacción, reflejo y resonancia. Amen a su madre, entonces serán amados por todos. Como es la semilla, así es el retoño. Por lo tanto, primero y principal, desarrollen amor sagrado y desinteresado. Tengan cuidado de no contaminar su amor con egoísmo e interés propio. Cuando todos compartan amor puro entre sí, el mundo entero estará lleno de felicidad, paz y alegría. Discurso  del 6 de mayo de 2006.